Alejandro del “post-procés” (PP)

Alejandro Fernández es un politólogo al frente del Partido Popular catalán: figura escenarios, tiene afán de conceptualizar. Deslizó en su proclamación que quiere encarar el “post-procés“, tiempo en que se “volverá a la política de las ideas, más allá del sentimiento nacional”, me dice una fuente que le conoce bien. No le falta creatividad. Cree además que puede esquilmar a Ciutadans, vuelco que tampoco ampliaría el 53% para derribar a las fuerzas del procés. “Se trata de captar votantes de la derecha, el centro-derecha, que actualmente no votan por ideología, sino por sentimiento”, insiste mi interlocutor. Esto es, ¿superar el espectro indepe? Abróchense el cinturón. Continue reading

Sánchez y el ‘presidencialismo’

Más que un mito, una especie de presidencialismo nació aquel 30 de octubre de 2016 en que Pedro Sánchez salió del garaje de Ferraz destronado por el Comité Federal del PSOE entre lloros y abucheos. Precisamente, pese al aparato y no mediante este es la fórmula que aplicaría el socialista tras ganar las primarias a bordo del Peugeotlaminó el poder de los barones de la dirección, fortaleció el suyo y el de las bases, impidiendo así un nuevo complot interno. El relato del ascenso solitario excusó luego un Gobierno de independientes sin carné, en que saltarían del barco hasta dos de sus ministros para no dañar al líder. Y frente a las decisiones del Tribunal Supremo, Sánchez respondería: “Ayer habló el Poder Judicial, y hoy y mañana hablará el Poder Ejecutivo“. Continue reading

Populismo y desafección suprema

La ‘ciudad celestial’ y La Crida

El filósofo y padre de la Iglesia católica, San Agustín, no conoció el procés –ni necesitó hacerlo– pues en cuestión de meses su obra magna, La ciudad de Dios, se ha erigido toda una alegoría para retratar la deriva del relato independentista. Allí en Bruselas –nos cuentan– yacerá el Consell de la República, que es equiparable a la ciudad celestial que aparece los escritos del clérigo, la cual “se encuentra peregrina entre los impíos viviendo de la fe, y espera ya con paciencia la patria definitiva“. Si bien, en el impass político sigue funcionando Generalitat 2.0, más mundana, constitucional y de cemento. Aunque “las dos ciudades se encuentran mezcladas y confundidas en esta vida terrestre” avisa el texto. Continue reading

Rivera ve ‘su’ centro, cava un hueco

Albert Rivera tiene olfato, nació con brújula, maneja el tempo. Si un observador externo quiere saber dónde basculan los nichos de voto debe observar sus intuiciones, que convierte en gestos. Estallido del procés en Cataluña, criticar al Partido Popular por no encontrar las urnas el 1 de octubre, ergo, avanzar por la derecha. Gobierna Pedro Sánchez, erigirse como líder de la oposición con la tesis, esto es, sacar a Pablo Casado del principal foco de careo. PSOE y Podemos sellan el co-gobierno de izquierdas y PP-Cs se alían contra los “socios” del “golpe en Cataluña”. Pero una noche de otoño Rivera toca el freno: permite tramitar la propuesta para saltarse el veto del Senado a la senda de déficit y otras cuentas leyes. ¿Qué sucede? Continue reading

El juicio por el 1-O revienta una entente del bipartidismo

2 de agosto de 2018. Pedro Sánchez recibe a Pablo Casado en la Moncloa, primera reunión del nuevo presidente con el flamante jefe de la oposición. El gabinete gubernamental habilita la sala principal de ruedas de prensa para el popular, en una exaltación sutil de su figura. “Con Podemos y Ciudadanos podemos contar para otras cuestiones…”, pero para las de Estado están Partido Popular y PSOE, insinúan fuentes cercanas a Casado al salir de la reunión. La visita de Albert Rivera, en cambio, ni está ni se la espera, sugieren desde Presidencia. La vieja táctica de Mariano Rajoy de ignorar a los nuevos para reflotar al bipartidismo. Continue reading

Iglesias, vicepresidente en la sombra

Sánchez, tiempo de descuento

Pudo pensar “y a mí para qué me han traído” el ministro que más lejos ha llegado del Gobierno, Pedro Duque, al marcharse el viernes de la rueda de prensa de Consejo de Ministros sin que ningún periodista le formulase pregunta. Aforamientos, jueces… Ah. Qué aguerrida prensa, siempre con “polémicas ficticias”, afeó la portavoz Celáa al inicio, pese a que se nos escapó pedir por lo “cutre” del libro del presidente, según Iglesias. Y no es que el titular de Universidades llegase ligero de artillería -prometió promocionar entre las niñas carreras científicas ¡Viva!-. Es que el efecto celebrity ya no impresiona y el Ejecutivo ha entrado en fase de descuento, desde que Rivera acelerase el desgaste con el dardo de la tesis, seguido de opinión publicada que no piensa aceptar explicación opuesta. Continue reading

Angela, la “niña” con Europa en sus manos

(Artículo originalmente publicado en 2015).

“Kasi” para su familia, “la niña” para el que fuera su mentor politico, Helmut Kohl, o simplemente Merkel para el resto de ciudadanos. A sus 61 años, Angela Dorotea Kasner no sólo cuenta con el título de Canciller de la República Federal de Alemania, sino también con el mérito de ser la mujer más poderosa al frente del proyecto comunitario. La Unión Europea, una organización supranacional que la ha situado en el blanco de todas las críticas –rebotándole el apodo de The Decider, y enfrentándola a millones de ciudadanos azotados por las medidas de austeridad– pero que le ha permitido reforzar un liderazgo incontestable, gracias a la satisfacción con la gestión llevada a cabo dentro de su Estado. Un mandato de más de 10 años, traducido en un 70% de popularidad, que a día de hoy la legitima para revalidar una victoria en una candidatura cuasi anunciada, para postularse como la mädchen de todos los alemanes en los comicios de 2017.

Continue reading

Presente y pasado de la oratoria política

El 19 de diciembre participé ofreciendo una ponencia en el club Beers&Politics de Barcelona, coordinado por el consultor en comunicación política, Xavier Peytibi.

Este es el resumen de la exposición, originalmente publicado en la web de B&P:

“Tenemos un régimen político (…) [donde] las cosas dependen no de una minoría, sino de la mayoría, [su nombre] es democracia. Arraigada está en ellos la preocupación de los asuntos privados y también de los públicos; y estas gentes, dedicadas a otras actividades, entienden no menos de los asuntos públicos (…) Deliberamos rectamente, sin considerar las palabras un perjuicio para la acción (…). Y somos los únicos que sin angustiarnos procuramos a alguien beneficios no tanto por el cálculo del momento oportuno como por la confianza en nuestra libertad. (…)”.

Discurso fúnebre de Péricles, recogido en el libro ‘La Guerra del Peloponeso’ (Tucídides).

Solía decir el filósofo griego Aristóteles que el ser humano es un zoon politikon, es decir, un animal político. No se equivocaba. La deliberación a cerca de cómo organizar la comunidad política es inherente a la condición humana, pues poseemos el logos, la palabra, que permite comunicarnos y diferenciarnos del resto de seres vivos. Precisamente, ahí es donde entra en escena el discurso de Péricles, un buen ejemplo de cómo unas líneas escritas en el siglo 4 a.C., siguen vigentes hoy en día. Esto se debe a que la esencia del discurso –palabra y política– se han mantenido de forma estructural a lo largo de los siglos. Se habrán producido cambios de contextocanalespúblicos, e incluso tradiciones, todo ellos elementos moldeadores del discurso, pero su esencia no se ha perdido. Continue reading